Plank

El ejercicio de Plank es una forma excelente de fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen. Este ejercicio se realiza en posición de plancha y puede realizarse en casa. A continuación, te explicamos cómo hacerlo adecuadamente:

Adopta una posición de plancha, colocándote sobre los antebrazos y los dedos de los pies como punto de soporte.
Mantén tu cuerpo en una línea recta desde la cabeza hasta los talones, asegurándote que las caderas no caigan hacia abajo o se eleven hacia arriba.
Mantén esta posición durante un tiempo determinado, empezando con unos segundos y aumentando progresivamente la duración a medida que ganas bastante.
Mantén una respiración profunda y relajada mientras realizas el ejercicio.
Evita sentarte durante el ejercicio, ya que esto puede causar una mayor presión en tu columna.
Repite el ejercicio varias veces tomando descansos adecuados entre cada repetición. Empieza con una duración que sea cómoda para ti y aumenta paulatinamente el tiempo a medida que te sientas más fuerte.

Recuerda que es importante mantener una postura adecuada en el ejercicio y evitar la aparición de dolor. Si experimentas alguna molestia o tienes dudas, consulta tu quiropráctico para mayor orientación y supervisión.

Con estos ejercicios podrás cuidar tu parte baja de la espalda y mantenerla saludable y en forma.